Teléfono(593 4) 2340111 CONTACTENOS

Historia

La Obra Social y Cultural Sopeña fue fundada por Dolores Rodríguez Sopeña en España en 1901 y fue aprobada por el Gobierno español en 1902.  En el año 1917 llegó a Santiago de Chile, como primer país del continente, en 1932 llegó a Ecuador, a la ciudad de Guayaquil y en 1933 se abrieron los Centros Obreros de Instrucción, hoy Centros OSCUS.

DOLORES SOPEÑA soñó los “Centros Obreros de Instrucción”, como se llamaba antiguamente, no solo como un lugar de enseñanza y capacitación, sino también como un espacio de encuentro entre personas cultas e influyentes –quienes dictaban las clases y charlas formativas- y los obreros o alumnos que semana a semana, aprendían los conocimientos más elementales y desarrollaban cualidades artísticas en momentos de fiesta y expansión.  Fueron un éxito total, pues no había en las ciudades otros lugares como esos.

Ha pasado el tiempo, muchas cosas han cambiado y otras que todavía deberán cambiar, pero lo que no puede cambiar es el sentido original que dio ser a esta Institución su finalidad primigenia.  Es útil recordarlo ahora que la Fundación cambia de nombre y de Obra Social y Cultural Sopeña pasa a denominarse FUNDACIÓN DOLORES SOPEÑA.

separador-largo

El punto de partida es el reconocimiento de la dignidad de cada persona.

separador-largo

La Obra Social y Cultural Sopeña es principalmente conocida en la ciudad por su trabajo de capacitación.  En el Centro Ocupacional hasta ahora reconocido por el Ministerio de Educación se imparten de los más variados conocimientos y habilidades, tanto para mujeres como para varones. Son quinientas cincuenta mil personas las que han pasado por sus aulas en estos 84 años de servicio ininterrumpido, humilde y eficaz a nuestra ciudad.

No es tan conocida la otra faceta de la Fundación que, sin embargo, forma parte de su finalidad: la de crear fraternidad, favorecer las relaciones humanas positivas, amistosas, cálidas, gratuitas…  Es este un aspecto importante a desarrollar en estos momentos donde se percibe una necesidad creciente de establecer contactos y redes de carácter positivo a todo nivel.

separador-largo

La FUNDACIÓN DOLORES SOPEÑA en su espíritu y en sus metas tiene la Misión Favorecer la promoción integral a jóvenes y adultos, ofreciendo acciones formativas, culturales y sociales fomentando las relaciones fraternas, la solidaridad y el crecimiento continuo; para colaborar en la transformación de una sociedad más justa y solidaria, al estilo de Dolores Sopeña.

separador-largo

EN TODOS LOS TURNOS, los alumnos llegan de diferentes puntos de la ciudad, de Provincia y aún de más lejos con un enorme deseo de aprender.

Sus conocimientos y habilidades son inmediatamente “rentables” porque mejoran en el trabajo o emprenden actividad nueva. Producen y venden lo que hacen. Los testimonios son numerosos. Literalmente mejoran sus recursos y con ello la confianza en sí mismos y la calidad de vida.

ES DIGNO DE RESALTAR la confianza y el aprecio que los alumnos depositan en la Fundación… Lo prueba las largas filas de personas que, en tiempo de matrícula, madrugan para no quedase sin cupo.

Son bien conscientes de que la Fundación ES UNA OPORTUNIDAD PARA SUPERARSE, como invita el nuevo mensaje que la Institución desea difundir.